Sin pena, ni miedo ni vergüenza

En el inevitable mundo interconectado en el que vivimos, los empleados de oficina con mentalidad emprendedora son cada vez más y van a ir migrando al mundo “freelancer” o hacia pequeñas empresas sino es que se renuevan. Si quieres permanecer y destacarte las únicas dos salidas que te quedan es distinguirte o extinguirte.  Y como yo lo…